Primera aventura mochileando

Blogs

Primera aventura mochileando


¿Recuerdan que les había prometido contarles cómo y cuándo inició esta historia de mochileo? Pues aquí se las traigo.

Esta aventura no comenzó precisamente en una montaña o en el monte pero si fue la razón que me hizo descubrir esa pasión por conocer cosas nuevas y lugares asombrosos.

Arriba pueden ver la misma historia pero en video, la diferenica? Aquí la cuento con más detalles.

Nos transportamos al 2014 casi a finales del año, un 9 de noviembre decido que no sería mala idea salir de casa y tomar un tiempo para mi.

Al día siguiente se celebraba el primer Grito de Independencia de la Villa de los Santos, la cual es una fecha en donde el pueblo en donde yo nací (La Chorrera) lo celebra de una manera bien autóctona en donde podrás encontrar carretas alucivas a la fecha, muchas polleras, grupos musicales típicos, cantalantes y demás.

Ese año no tenía muchos ánimos de ir al desfile y que mejor manera de aprovechar esos días libre que agarrar un bus e irme para el interior.

Recuerdo que agarré mi mochila y metí un par de vestidos de baño, ropa, toalla, bloqueador, lentes y un libro (primordial). Era todo lo que necesitaba para esos días.

Mi idea principal era quedarme en un hostal u hotel pero me encontré con un gran reto ya que para ese entonces no habían muchas opciones de hospedaje en el área de Panamá Oeste, aunque en la actualidad no es que abunden pero ahora hay más opciones.

Hice varias llamadas pero muchos por la fecha estaban llenos o eran algo costosos hasta que encontré uno que muchísimas veces había visto a pie de la carretera.

Cuando iba camino hacia Coronado comenzó a caer una lluvia descomunal (desde esos tiempos ya tenía historia con la lluvia). La parada en donde debía bajar quedaba un poco lejos del hostal así que decidí meterme a un restaurante chino que ya conocía a esperar que pasara la lluvia y a picar un poquito porque ya comenzaba a tener algo de hambre.

Cuando escampó, caminé unos 10 minutos hasta llegar al hostal en donde pude registrarme sin problemas. Y allí estaba comenzando sin saber una de las aventuras más emocionantes de mi vida.

Cuando llegué a la habitación la verdad es que me dieron ganas de acostarme un rato en la cama con el airecito pero me percaté de que estaba saliendo el sol así que no podía perder la oportunidad de bajar a la piscina y relajarme un poco.

Para serles muy honesta no tenía mucho presupuesto pero como fue una escapadita precisamente para despejar la mente me dije "Leany, te vas a consentir" y eso era lo que iba hacer. Luego de disfrutar toda la tarde en la piscina llegaba el mejor momento de todos, la comida.

Probablemente muchos no lo sepan pero las pastas estan dentro de mi top en comidas, así que cuando estaba sentada en la mesa del restaurante pedí un delicioso plato de spaguetti a la bolognesa y de postre un sabroso flan.

Soy de ese tipo de personas que disfruta mucho comer y se podrán imaginar lo feliz que estaba en esos instantes, tampoco puedo negar que me parecía graciosa la situación en la que me encontraba ya que en el restaurante podían haber como 3 grupos de personas disfrutando sus comidas con familiares o conocidos y yo allí en la compañia de mis platos favoritos, no me malinterpreten no me pareció triste más bien fue algo muy gracioso.

En ese momento estaba pasando por muchas transiciones y situaciones un poco dificiles por lo que un tiempo a solas era lo que necesitaba. Desde entonces descubrí que regalarme ese tipo de momentos eran vitales y que era un estilo de vida que quería adoptar pero lo más importante fue que desde esos días comencé a realmente escucharme y a regalarme tiempo y espacio.

No les voy a negar que sí me daba algo de miedo estar sola y más porque era la primera vez que lo hacía, es imposible que a una no le vengan cosas a la cabeza cuando se han escuchado tantas historias sobre secuestros y en especial cuando eres amante de programas como criminal minds y toda esa onda.

Algo bueno fue que ese viaje me ayudó un montón a despejar mi miedo en cuanto a ese tema y al mismo tiempo darme cuenta de todas las medidas de seguridad que son necesarias tomar si decides hacer este tipo de viajes solo(a).

Retomando nuestra historia, quedé como dice el dicho "barriga llena, corazón contento" que para "rematar" fui a pasar unas horitas más en la piscina.

Ya era bastante tarde así decidí subir a la habitación, encendí el televisor y a que no adivinan? Otra cosa que probablemente no sepan es que soy fanática de Harry Potter y casualmente estaban dando una de las películas en la televisión.

Le envío una foto a mi mamá porque era mucha la coincidencia y me dice "waoooo te fuiste a un hotel para ver Harry Potter? Es como si estuvieras en la casa" y esta es una parte muy importante.

Recuerdan que arriba les mencionaba que era necesario tomar medidas de seguridad? Bueno una primordial y sencilla es que sus familiares o personas cercanas sepan en dónde están, que les hablen de todos sus movimiento y reportarse a cada rato por si algo llegase a ocurrir (que no es la idea pero uno nunca sabe) se tiene información vital.

Y así pasé mi primera noche, me serví una copita de vino, me puse a leer un libro y quedé dormida como una bebé hasta el día siguiente.

Llegó el día #2

No recuerdo a qué hora me levanté pero lo primero que hice fue ponerme el vestido de baño y bajar a aprovechar el día.

Saben, fueron sólo dos días pero lo que sentí fue tan liberador que no tenía ganas de regresar, así que no lo hice.

Agarré otro bus hacia el palmar y desde entonces se ha convertido en uno de mis lugares favoritos en donde siempre he podido encontrar refugio.

La idea inicial era solamente pasar la tarde, pero como siempre las cosas nunca salen como las planeamos y esta vez para bien.

No sé si esto les pasa a algunos de ustedes pero la playa en mi tiene un poder de tranquilidad y sanación increíble, no sé si la combinacion del olor a sal en el aire, las olas o simplemente su inmensidad tienen algo que ver pero tiene ese algo que logra siempre calmar mi alma.

Lo cool del palmar es que pese a que es un lugar chico encuentras siempre que comer, no tan barato pero encuentras. Ese día me pedí el clásico pescado con papas fritas y a disfrutarlo con la vista del mar de fondo.

10 de 10.
10 de 10.

Mientras comía conversaba un poco con uno de los administradores del lugar y la verdad es que no me pregunten cómo pero como cosas inesperadas de la vida, quedé acampando en el palmar.

Ellos tiene un hotelito pero el mismo señor me comentaba que no valía la pena pagar su precio si sólo me iba a quedar yo, que me podía ofrecer una colcha, una tienda de acampar y un espacio en su bohío para pasar la noche por un precio bastante accesible. Era como si las estrellas se alinearan a mi favor.

Los muchachos del lugar armaron la carpa y no me quedó nada más que disfrutar de mi pimera noche acampando sola en la playa. Sé que suena a una bobada pero para mi significó el mundo entero y justo allí mi perspectiva de la vida cambió rotundamente.

Aparte sé lo que muchos deben tar pensando ESTA LOCA CÓMO VA HACER ESO? Sola y acampando en la playa. Déjenme decirles que ha sido de las experiencias más bonitas que he tenido pero sobre todo por el buen trato de ese señor sin siquiera conocerme.

Claro al final negocio es negocio pero el bien me pudo vender la cañaba sin darme otra opción y muy probablemente no hubiera pasado esa noche allí, si no en mi casa. En cambio allí estaba yo en medio de la noche, sentada en la arena escuchando las olas romper a escasos centímetros de distancia. Palmar Surf Camp siempre tendrá mi cariño y apoyo, gracias.

El día amaneció parcialmente nublado pero de igual manera fue algo digno de presenciar, luego de la nada apareció un gato negro a acompañarme a ver semejante regalo de la naturaleza.

Luego de una buena bienvenida, llegaba la hora de ir a desayunar. Patacones con salchicha guisada, a que no estaban siendo unos días excelentes?

Me quedé todo el día en la playa hasta que me tocó decirle adiós a uno de los mejores días que recordaré con mucho cariño por toda la vida.

Y así comenzó esta aventura de mochileo, una vez pruebas esa sensacion de libertad y paz que te regalan estos lugares no hay vuelta atrás.

¿Díganme ustedes cómo se puede regresar a la vida normal después de vivir una experiencia así?

ATRÉVANSE A VIVIR, ATRÉVANSE A HACER LAS COSAS QUE SUEÑAN, ATRÉVANSE A SENTIR LA VIDA.

Pueden decirnos qué les ha parecido este nuevo blg en los comentarios de IG en este link:)

https://www.instagram.com/p/CDczZy2hlCV/